Orfeón Gagarin

Orfeón Gagarin plays "Orfeón Gagarin (1986)"

Orfeón Gagarin es una institución y un pionero de nuestra música electrónica. Es santo y seña de la contracultura electrónica de las últimas tres décadas en nuestro país. Sus actuaciones han estado presentes en festivales, espacios culturales, traspasado fronteras y entre sus colaboradores y admiradores encontramos nombres como Esplendor Geométrico, Francisco López, Asmus Tietchens, We Are The Hunters o Courbes Bézier, entre otros muchos. Álbumes como "Encuentros en la tercera edad", "Orfeón Gagarin", "Mantis Predictor" o "Rumor de materia" son obras de cabecera para los amantes de la música electrónica. Las creaciones de Miguel Ángel Ruíz con los múltiples proyectos y nombres artísticos que ha tomado han sido publicados y reivindicados en multitud de formatos, cassette, vinilo, CD, wav, mp3, revistas musicales especializadas, fanzines, libros, videos. De entre todos sus proyectos sin duda Orfeón Gagarin puede que sea el que con más relumbrón destaca.

Su primer álbum de título homónimo publicado en el año 1986 está considerado como referente de la música electrónica underground española, primera referencia de la discográfica casetera Toracic Tapes, referente también de las disqueras españolas independientes.

“Lo elaborado de los timbres y las envolventes, el tratamiento de las voces, la construcción de las secuencias... todo ensamblado con maestría en una obra atemporal. En definitiva, su edición en vinilo es más que acertada y merecida.” Teo Martínez · Cloruro Sónico

“Este debut del Orfeón Gagarin de 1986 suena al Siglo XXI y colecciona el savoir-faire de Miguel. La señal del espíritu punk del DIY es evidente. Es una clara denominación de origen de aquella electrónica underground ochentera casetera del Madrid descastado; aquel que no tenía cabida en la exquisita movida. Es evidente que “Proceso in vitro” jamás podría acceder a ese olimpo de los dioses. Se percibe en cortescomo “Última instancia” a ese joven que ronda la veintena, que escucha crujir agujas del tocadiscos en el surco de los LPs alemanes de Sky, tal y como le pasaría al fundador de Mute Records o la serie ambient de Eno en “Eucarystics”. Es esa portada cruda, dura, llena de puntos gruesos, que retrata la mirada del espectador hacia más allá de la forma del platillo. Esta imagen captura la esencia y el misterio de este álbum. No se engañen, esa mirada traspasa el O.V.N.I. y desde la finitud humana observa con estupor lo inabarcable del cosmos, su infinito, su poder.” Antoni Aura · Tagomago Fest/Verlag System

“Toracic pertenecía a una segunda ola, junto a otros sellos como IEP o Proceso Uvegraf, entre otros muchos que surgían por toda la península. La primera casete de O.G. era sin duda de lo más original que había escuchado dentro de ese mundo alternativo y subterráneo: sintetizadores junto a grabaciones y efectos electrónicos caseros muy bien tratados, en una mezcla única de música experimental , industrial, sonoridades étnicas, atisbos de pop electrónico, ambient…, muy dentro del espíritu casero y el “hazlo tu mismo” de esa época.” Andrés Noarbe · Rotor/Geometrik Records

"Imprescindible" Félix Suárez, Rock de Lux 04/19

“Pura historia” Coronel Mortimer, La muerte tenía un blog, 2019.

“Orfeón Gagarin (1986) supuso un hitotanto por la claridad de su sonido, potente y cristalino en un momento en el que mandaban el lo-fi y la aspereza postindustrial, como por su muy insólita mezcolanza estética.” Oriol Rosell, Loops vol 1, Reservoir Books, 2018






>> Harald Grosskopf